martes, 26 de febrero de 2013

[ROOT] Inconveniente 1: Pérdida de garantía


Quizás al leer el título de este artículo, alguien se asuste y diga que nunca va a rootear su terminal android debido a que pierde la garantía y si surge algún problema ya no lo cubrirá la garantía. Cada uno es libre de decidir lo que va a hacer y lo que no a su movil, pero vamos a ver como este inconveniente no es tan grave como parece.


¿Por qué se pierde la garantía?

Como ya mencionamos en el artículo de introduccion a ROOT, al rootear nuestro terminal tenemos acceso a un poder con el que seríamos capaces de estropear de tal manera el teléfono que sea irrecuperable. Por eso, a los fabricantes, no les gusta que los usuarios finales tengan control absoluto sobre su terminal. Prefieren tener limitados los móviles para que los usuarios no puedan "destrozar" su terminal. 

Además de todo esto, la gran mayoría de los fabricantes, considera que rootear el terminal es una modificación no autorizada de su software.

Ya lo tengo rooteado, ¿puedo volver a "recuperar" la garantía"?

Resumiento, podemos decir que "Sí se puede".

Según para que modelo habrá que seguir un procedimiento u otro para desrootearlo. Al desrootearlo, vuelve a su estado normal, por lo que vuelve a tener la garantía del fabricante.

Normalmente, la aplicacion que gestiona los permisos de usuarios root  (por ejemplo: SuperSu) tiene una opción de desrooteo. De esa manera volverá todo a lo permisos habituales y dejarán de funcionar las aplicaciones que requieren de estos permisos para su funcionamiento.

De todas maneras, si alguien quiere asegurarse de que no le puedan detectar que se ha rooteado el teléfono, se puede actualizar a la última versión de android o reinstalarla por el programa que proporciona el fabricante.También estaría la posibilidad de flashear la rom original completa. Dependiendo de cada marca, se tendría que hacer de una manera u otra.

Tambien sería recomendable hacer un reset del terminal para borrar todas las aplicaciones y configuraciones del terminal (De todas maneras, esto es muy recomendable hacerlo aunque no este rooteado para que evitar que el SAT acceda a nuestros datos, fotos, contactos...).

En algunos terminales, en especial los Samsung, el propio terminal tiene un contador que indica si se ha modificado el kernel (algunos sistemas de rooteo consiste en flashear un nuevo kernel) y si es diferente a 0 indica que se ha manipulado. Para solucionar este inconveniente, existe una aplicación que se llama TriangleAway que sirve para poner ese contador a cero y quitar el triángulo amarillo de advertencia que aparece cuando el contador es diferente a 0.

Siguiendo todas estas recomendaciones, el SAT no debería de poder detectar que el terminal ha sido rooteado.

Asi que, con este artículo, hemos visto que aunque se pierde la garantía del terminal, es posible volverla a recuperar sin que nadie se de cuenta. Espero que este artículo os ayude a perder el miedo a rootear vuestro terminal.

Si teneis alguna duda sobre algún terminal específico, por favor, indicármelo en los comentarios y buscaré información específica.